sábado, diciembre 10, 2005

Pase y bájese los lienzos.

Agencia Rochers
Bajo el lema "Obvio... la primera dosis se la regalo", el Dr. Brainfeld estrena consultorio médico en pleno centro de la de la ciudad luz. A sólo horas de inaugurado el nosocomio la gente ya regresaba a darse otro toque. "Ahora puedo perecer yo misma, en lugar de ver por televisión cómo lo hacen en el resto del mundo" exclamó exultante la mujer que encabezaba la cola.

1 Comments:

At 1:54 a. m., Blogger Sandy Gallia said...

Claro... que importante es experimentar uno mismo las cosas...

 

Publicar un comentario

<< Home